El 15 de junio de 2017 acabó el roaming, de forma que todos los ciudadanos europeos puedan realizar llamadas y navegar por Internet desde sus smartphones sin coste extra. La prueba de fuego ha tenido lugar durante este verano, cuando la llegada de turistas ha puesto a prueba las redes de telecomunicaciones nacionales.

Según Orange, durante el verano, el tráfico de datos de los viajeros extranjeros en su red española se disparó cerca de un 400%.  En este sentido, en destinos como Baleares o la Costa Brava, el consumo se ha multiplicado por 10. De hecho, en Baleares, donde en momentos de temporada alta la población extranjera duplica a la local, el 40% de todo el consumo de datos en el teléfono móvil correspondió a clientes extranjeros. Caso similar se produjo en Málaga o Tarragona, donde un 25% de todo el uso de internet móvil fue de usuarios internacionales.

Con todo, Orange ha reforzado sus redes para que todos los clientes disfruten de las redes de datos a la máxima velocidad y agilidad, adaptándolas a los volúmenes crecientes de datos y conexiones.

 

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies